martes, 6 de agosto de 2019

¿Qué quiere un niño para el Día del Niño?



¿Qué quiere un niño para el Día del Niño? Como padres, buscamos en cualquier rincón de cualquier tienda, según las preferencias de los hijos, que nos de un objeto que los haga sonreír.
¿Y qué los hace sonreír? A algunos, les basta con ir a jugar a la plaza, con una reunión con amigos, ir al cine o que les regalen un libro.

Pero esta no es la realidad de todos. Algunos niños no pueden ir al parque porque no hay rampas por las que puedan subir ni juegos adaptados para su movilidad. Otros no pueden ir al cine porque las películas no están subtituladas. Y otros no pueden leer libros porque no están en braille.
Los regalos no son todo cuando las necesidades básicas no son cumplidas, y hoy, en este Día del Niño, deberíamos entender esto más que nunca.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el 10,2% de la población argentina sufre algún tipo de discapacidad, es decir, una limitación en la actividad y restricción en la participación.

Vivimos en una realidad donde la discapacidad parece ser mala palabra, y cuando no, inexistente. Según estadísticas de la Fundación Adecco, 6 de cada 10 encuestados cree que debe existir la plena inclusión de las personas con discapacidad... pero que hay asuntos más importantes a tratar antes. No solo esto, sino que el 43% de las personas se siente incómoda al relacionarse con personas con alguna discapacidad. Es que todo sería más fácil así, ¿No? Siendo todos “normales”.

Pero lo cierto es que no hay normalidad y anormalidad. Todos somos personas diferentes con capacidades diferentes. Porque la discapacidad en su nomenclatura no es una realidad, sino que es una figura creada por el ambiente.

Ser una persona sorda no sería difícil si el lenguaje de señas se enseñara en todos los colegios. Utilizar silla de ruedas no sería difícil si hubiera rampas de acceso y ascensores en todas las casas y edificios. Una vez sorteadas estas dificultades, la discapacidad pasa de ser un problema a una simple condición.

Esto no solo se refleja en las estructuras o en los ámbitos del entretenimiento, lugares que ya desde niños deberían ser de fácil acceso para permitirnos tener una buena infancia. Debemos plantearnos también qué futuro estamos construyendo para los niños.

Cuando hablamos de trabajo, la mayor parte de los profesionales nunca tuvieron compañeros con algún tipo de discapacidad en los ámbitos laborales. El 65% de las personas con discapacidad en edad laboral no tiene empleo y tampoco lo buscan, porque ante la falta de inclusión, construimos la reclusión de un grupo de personas, al punto tal que ni siquiera consideran que pueden ser integrados.
Esto también ocurre en las relaciones sociales, ya que el 88% de las personas expresan que no tienen allegados ni amigos que posean alguna discapacidad. El 63% afirma que siente incomodidad ante las personas con discapacidad por miedo a decir algo que pueda incomodarlas. De esta forma, los estereotipos comunes se refuerzan, ya que un círculo de la sociedad está excluido y aislado de la realidad que conocemos, lo que genera en otros actitudes discriminatorias inconscientes.

Queda mucho trabajo por hacer y muchas mentes por cambiar, pero el primer paso para lograrlo es concientizar, romper nuestros estereotipos y lograr inclusión en los lugares que menos pensamos.

Quizás, para este Día del Niño, deberíamos enfocarnos en cómo mejorar el mundo de muchos y cómo lograr que los niños no solo tengan un buen presente, sino que puedan soñar con un futuro que sea alcanzable para su realidad.


martes, 30 de julio de 2019

Las Manos y el Corazón en la Tierra

#PuraVidaVerde


La transmisión del amor a la naturaleza y la enseñanza de las prácticas y hábitos necesarios para cuidarla, constituyen el gran aporte de las distintas organizaciones e iniciativas a favor del cuidado del medioambiente.

La Huerta Educativa y Ecológica de la Ribera suma su granito de arena a esta causa. Se trata de un proyecto que comenzó hace aproximadamente cuatro años en el bajo de San Isidro, localizado a aproximadamente 25 kilometros al norte del Obelisco, en la Ciudad de Buenos Aires. Es un espacio abierto al público en el que se reparten semillas y las personas pueden acercarse a “meter mano en la tierra” y llevarse una jornada de aprendizaje. Funciona en un pequeño terreno cedido por la Fundación Lory Barra, dedicada a la enseñanza de mecánica automotriz, y cuenta con el apoyo del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) en la provisión de semillas y difusión de actividades. Sin embargo, el lugar se mantiene con la pasión y dedicación del voluntariado que, a través de distintas labores, busca prosperar a pesar de las dificultades como el clima, la tierra arcillosa o la falta de electricidad para cortar la vegetación espontánea, entre otras.

Actualmente, y desde hace tres meses, se están llevando a cabo talleres semanales en coordinación con Querubines, una ONG que ayuda a niños con derechos vulnerados y que tiene dos hogares. La Ribera recibe a chicos que estan en los hogares de Querubines, de 8 a 11 años que no cuentan con la contención de los padres por lo que el objetivo es tratar de organizar actividades de entretenimiento, compartir una merienda y, además, aprender nociones de la agricultura orgánica. Yael Tachdjian, Promotora de Huerta Agroecológica y voluntaria hace dos años en esta experiencia, explica que su tarea consiste en enseñar el proceso de una huerta “desde germinar, regar, plantar, trasplantar, repicar (separar los plantines), trabajar la tierra y prepararla para que esa planta tenga los medios aptos para crecer”. Los pequeños pueden llevarse semillas y aplicar lo que aprenden sembrando en el pequeño patio del hogar.

En estas visitas los niños pueden tomar conciencia de las pequeñas acciones que debemos realizar para cuidar el medioambiente. Yael comenta que en los talleres focalizan en “la alimentación saludable, el cuidado del agua, el respeto a la tierra y que entiendan el ciclo natural de vida. Eso se entiende bastante a través del compost…”. La práctica de compostar es posterior a la separación de los residuos en objetos reciclables y no reciclables. Lo que se intenta demostrar es que los desechos orgánicos pueden ser reutilizados, una vez terminada su descomposición, como un abono natural en la tierra.


Para lo queda del año, planean realizar una huerta abierta en primavera. En esta actividad se reparten semillas y se propone a los vecinos la colaboración con alguna tarea. Además, posiblemente se lleve a cabo un taller de separación de residuos y reciclaje con apoyo de la Municipalidad de San Isidro.

Visibilizar la labor de los voluntarios de la Huerta Educativa y Ecológica de la Ribera nos hace valorar la importancia de sus esfuerzos por brindar el conocimiento para trabajar la tierra, promover valores ecológicos y de conservación del entorno ambiental y mostrar las herramientas para alcanzar una alimentación saludable y sustentable a través de actividades educativas y de entretenimiento. De esta manera consiguen la mejor de las cosechas posibles: la sonrisa de los chicos.

**
Fotos cortesia de Huerta La Ribera



lunes, 29 de julio de 2019

Donar el pelo: Solidaridad que sana

“Lo primero que pregunté cuando me diagnosticaron el cáncer fue si se me iba a caer el pelo. La respuesta afirmativa fue lo que más me afectó de toda esa situación. La parte estética de la enfermedad me hizo sufrir bastante: si hubiera existido en ese momento una quimioterapia sin los efectos colaterales yo la habría amado, porquela caída de pelo fue muy dramática para mí”.Silvina, una profesora de inglés de 46 años a quien en marzo de 2012 le descubrieron cáncer de mama.



Desde el 2017, Proyecto Pura Vida le ha dado un espacio importante en la agenda a una constante campaña de concientización sobre la donación de pelo, materia prima para la producción de pelucas oncológicas. Articular esa campaña con el accionar de Lazos de Esperanza, ha sido clave para entender el paso a paso y el impacto que tienen las pelucas en la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Profundizamos nuestro compromiso como ONG con la sensibilización sobre la donación de pelo cuando tomamos el liderazgo de #UnDiaParaDar #GivingTuesday para Argentina. Uno de los ejes de los llamados a la acción solidaria se ha centrado en la donación de pelo y para nuestra alegría el impacto ha sido conmovedor. Resultados concretos? En el marco de #UnDíaParaDar, celebrado el 27 de noviembre en el 2018, se llegaron a recolectar 308 mechones de pelo. Cómo? Dentro de las variadas actividades para promover la cultura solidaria de nuestro país se armaron puntos de encuentro donde la gente se podía acercar a cortarse el pelo y donarlo o también se podía donar un mechón que tenga el grosor de un dedo.

La respuesta positiva no se hizo esperar y como si eso fuera poco, muchas personas que no pudieron sumarse a las jornadas de recolección de pelo, empezaron a enviar por correo sus mechones divinamente organizados en sobres. Y desde nuestra oficina en San Telmo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, juntamos esos mechones provenientes de todos los rincones de Argentina y los enviamos a Lazos de Esperanza a la ciudad de Arrecifes a 180 kilómetros de nuestra oficina. Peluqueros involucrados, personas dejando sus melenas atrás con el corazón en la mano para ayudar a quienes atraviesan tratamientos contra el cáncer. Imposible no alegrarse. 

Por qué hacer pelucas oncológicas?

La mayoría de las drogas utilizadas en los tratamientos de quimioterapia atacan no solo las células del cáncer que se buscan destruir, sino también las células del folículo piloso, lo que provoca la caída del pelo. Esta es, sin dudas, una de las consecuencias más duras del tratamiento.

El testimonio de Silvina resume a la perfección lo que les ocurre a la mayoría de quienes atraviesan la enfermedad, ya que además de padecer sus efectos físicos y emocionales, tienen que enfrentar los cambios en su imagen, lo que afecta directamente al autoestima. Al perder el pelo, la persona no se reconoce a sí misma y su identidad flaquea.

Hasta hoy, no hay nada que la ciencia pueda hacer para evitar la caída del cabello cuando un paciente se somete a un tratamiento de quimioterapia. Es por esto que han surgido en todas partes del mundo asociaciones solidarias encargadas de recolectar cabello donado para confeccionar pelucas para las personas con cáncer o con enfermedades que producen alopecia.

Pasos para Donar Pelo

El principal requisito para donar pelo es tener un corazón inmenso y querer hacerlo. Con eso ya tenés el 80% ganado. El resto es sencillo, es materializarlo:
  • El pelo debe estar limpio y seco antes de cortarlo
  • La longitud del cabello deber ser como mínimo de 20 cm.
  • Antes de cortarlo hay que separar el pelo en mechones y cada mechón debe tener un dedo de grosor.
  • Guardar los mechones en un sobre, cerrarlo y enviarlo por correo a nuestra oficina (Bolívar 1059, CP C1066AAU. CABA, Argentina)
  • No hace falta cortar todo el pelo, podes sumarte con un mechón que tenga las características antes mencionadas, que el mechón tenga un dedo de grosor.

Quienes están detrás de Lazos de Esperanza?

Lazos de Esperanza es un grupo de personas que le ganaron la batalla al cáncer y que decidieron dar una mano a personas que atraviesan tratamientos por enfermedades oncológicas. Su acción es muy concreta y maravillosa. Fabrican pelucas que prestan, a quien las precise, durante 6 meses con un contrato de por medio. No se regalan ni se alquilan. No tienen limitación geográfica para su accionar y ante todo, dan respuesta con mucho cariño a cada solicitud que reciben.

Te sumas? Envía tus mechones en un sobre, la dirección ya la tenés.


Por Carolina Arriagada y Martha Lucía Soto para Proyecto Pura Vida

miércoles, 17 de julio de 2019

La indiferencia duele más que el frío



El comienzo del invierno representa para miles de personas la preocupación de no poder atravesarlo ni aguantarlo. En el horizonte de esa desesperante realidad se ilumina una pequeña vela que alienta a la solidaridad y a la comprensión, que hoy, son la única esperanza de quienes viven en situación de calle. La indiferencia duele más que el frío.

En abril, al igual que todos los años, un grupo de 500 voluntarios recorrieron los 48 barrios de la Ciudad de Buenos Aires para realizar el censo anual de personas en situación de calle. El estudio arrojó que, sólo en la ciudad, hay 7.251 personas en situación de calle, teniendo en cuenta no sólo a quienes viven en la vía pública, sino a los que utilizan la red de alojamientos nocturnos. Además,  el 52% afirmó que es la primera vez que vive en la calle y el 26% (802 casos) dijo que terminó en la calle porque perdió su trabajo. 550 casos fueron por ser expulsados de su vivienda, 536 por separarse de su pareja y 430 por incapacidad de pago.

La vulnerabilidad y riesgo que implica vivir en la vía pública tiene como consecuencia final la muerte. Uno de los últimos casos fue el de Sergio Zacaríaz, un hombre de 52 años que murió por hipotermia en el barrio de Monserrat. Además, Red Solidaria denunció que hubo cuatro muertes más por hipotermia en personas en situación de calle en el país.

No los mató sólo el frío, sino la ausencia: de oportunidades, del estado, del sistema, de los ojos que los rodeaban. Estar fuera del sistema es también quedar lejos de cualquier oportunidad de crecimiento o progreso ¿Qué aspiración tendría alguien que hoy a la noche puede, literalmente, morir de frío? La indigencia y la situación de calle es una de las raíces de la desigualdad de oportunidades, y la indiferencia de la sociedad es la raíz de la falta de inclusión social. Si se está fuera del sistema no necesariamente se tiene que estar fuera de los ojos de todos los demás.

Aunque las cifras en crecimiento no acompañen, la esperanza recae en la comunidad. La ola polar despertó la solidaridad de muchas personas e instituciones que se sumaron a tomar conciencia sobre esta problemática. Por iniciativa de Red Solidaria, varios clubes de fútbol abrieron sus puertas para ayudar a quienes más lo necesitan a atravesar el frío de la noche, y esto, representa un enorme avance en materia de comunidad. Lentamente se va rompiendo esa barrera invisible entre quien está en la calle y quién no. La posibilidad de conversar o brindarle un plato de comida a alguien que lo necesite parece un poco más cercana y cotidiana que antes.

Hablar con alguien que vive en esa situación es el primer paso para quebrar esa indiferencia. Puede ser acercando comida caliente y comentando albergues nocturnos donde puede pasar la noche por ejemplo. Otra forma de colaborar puede ser donando abrigos o frazadas en buen estado, sumándose a recorridas nocturnas o brindando apoyo a organizaciones sociales. Siempre existe la forma de colocar un granito de arena, y más todavía cuando una de las formas de colaborar es tomar conciencia, empatizar y levantar la mirada.

La calle no es un lugar para vivir y ese otro que está en el suelo helado tiene los mismos derechos que cualquier otra persona de este mundo. Avanzamos a un futuro más solidario y empático, en el que ya no se acepta cerrar los ojos frente a hechos colectivos.


jueves, 4 de julio de 2019

Misión 2019: Pallets de Vida

#Pallets2019



Donde empieza y donde termina el arcoíris? Cuántas preguntas se hacia uno de niño y cuantas respuestas se desvanecieron con el paso del tiempo. Lo que perdura son las ganas de explorar nuevos mundos. Y al servicio de esa curiosidad deben estar la tecnología y la medicina preventiva.

Por esa sencilla razón, desde Pallets de Vida nos sumamos en este 2019 a Ver para Aprender, proyecto liderado por la Fundación Zambrano. Ver Para Aprender busca acercar a los médicos oftalmólogos a las escuelas para que puedan detectar, solucionar y prevenir problemas visuales que pueden causar inconvenientes de aprendizaje, conducta y concentración en sus alumnos. Para alcanzar esa meta, Pallets de Vida define su misión 2019 en la adquisición de un Scanner Ocular que permite diagnosticar problemas visuales en pacientes que no pueden comunicar lo que ven -bebés, niños y niñas pequeños, o chicos con alguna discapacidad. Con el Scanner Ocular se garantiza la detección temprana de algunas patologías que de otro modo se suelen diagnosticar en edades tardías y ya no permiten tratarlas o requieren tratamientos invasivos, largos y dolorosos.

Con esa misión en mente tocamos puertas, hacemos llamados y enviamos mails. Y así logramos el acompañamiento de 60 artistas plásticos, 10 invitados especiales, empresas, organizaciones, medios e comunicación, entidades y muchos pero muchos personas voluntarias que desde su profesión y su oficio suman su granito de arena para que el engranaje de Pallets de Vida ande sin parar.

Los Artistas Plásticos y los Invitados Especiales se suman interviniendo pallets y creando obras de arte que luego serán subastadas para recaudar fondos para la adquisición del Spot Visual. Y muchos corazones solidarios acompañan la misión,  adquiriendo obra durante la subasta online que se va a realizar en fechas a confirmar en los meses de septiembre y octubre.

El alcance de la misión de la 5ta Edición de Pallets de Vida es aún mayor cuando se ponen un filtro estadístico. En un estudio en el que se usa el Scanner para hacer un diagnóstico de la visión de 537 alumnos de primaria, el Scanner redujo el tiempo de evaluación de 3 días a 5 horas, en comparación con el uso de los métodos tradicionales. Los números no mienten y ante esos datos Proyecto Pura Vida, no puede permitirse ser indiferente.

Pallets de Vida es esto, poner en valor material de descarte, -los pallets- a beneficio de la salud infantil de niños y niñas de Argentina. Agradecemos a todos quienes se suman y a todos quienes han hecho posible llegar a esta 5ta edición. 

Pallets de Vida es una iniciativa de nuestra ONG Proyecto Pura Vida. A lo largo de las 4 ediciones desarrolladas, desde el 2015, han pasado casi 180 artistas plásticos de gran trayectoria a nivel nacional e internacional y más de 30 reconocidas personalidades de diversos ámbitos de nuestro país. Todos, absolutamente todos, siempre han donan el 100% de su obra a beneficio de la campaña correspondiente a la edición.



miércoles, 26 de junio de 2019

Emprendimientos que Ayudan



Las campañas que Proyecto Pura Vida lleva adelante en diferentes puntos de Argentina, tienen muchos matices pero mantienen un eje central: buscan acompañar instituciones  implementando proyectos de inclusión social, generando fondos y recursos. 

Hoy compartimos 2 casos que tienen un punto en común: el fortalecimiento de un emprendimiento que suma sostenibilidad económica a la organización, y autonomía a las personas que trabajan en el mismo emprendimiento.

FANN en Tucumán

La Fundación Ayuda al Niño Necesitado –FANN- es una organización de gran trayectoria en Tucumán. En el 2017 desarrollamos una campaña para adquirir el equipamiento necesario para el crecimiento del emprendimiento de dulces caseros. El proyecto productivo tiene una doble función al interior de la institución: ofrece una salida laboral a algunas madres de los niños que concurren al jardín y genera recursos para mantener la escuela, el jardín y el centro de día para niños con discapacidad y en situación de vulnerabilidad.
Después de casi 18 meses de haber cumplido con esa misión, sabemos que el objetivo se cumplió y que la producción de dulces mejora día a día.

Taller Protegido en Salto (Provincia de Buenos Aires)

El Taller Protegido es un espacio que recibe a personas con discapacidad. A través de talleres y de la capacitación en oficios, el hogar promueve la autonomía y la inclusión de la comunidad que se acerca a la institución. Pura Vida desarrolló en el 2017 y 2018 una campaña de recaudación de fondos para construir un salón destinado al Taller de Vitrofusión. Sabíamos que con instalaciones adecuadas se iba a lograr optimizar la producción y efectivamente así fue.

La venta de las piezas hechas con vitrofusión es un canal de generación de fondos y recursos para la institución y suma autonomía e independencia a quienes participan activamente en la producción.

Somos una ONG, y sabemos lo difícil que es el día a día para mantener operativamente activa la organización. Hay un sinfín de gastos e imprevistos que no dan espera y desde esa experiencia es que nos interesa mucho fortalecer los emprendimientos de organizaciones sociales porque estamos convencidos que son soluciones a mediano y largo plazo.


lunes, 10 de junio de 2019

Trabajo Infantil

Hoy vi a una niña llorando en bicicleta
yo no podría hacer, las dos cosas a la vez.
Yo no podría – Rodolfo Edwards



En el mundo hay noventa y ocho millones de chicos trabajando. En Argentina son 760.000.

La Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI) considera trabajo infantil a “toda actividad o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niños y niñas que no tienen la edad mínima de admisión al trabajo, o que no han finalizado la escolaridad obligatoria”. En nuestro país, la ley 26.390 prohíbe que trabajen los menores de 16 años. En abril de 2013 se promulgó además otra ley, la 26.847, que penaliza con prisión de uno a cuatro años la utilización de mano de obra infantil. Con esta nueva norma, por primera vez el trabajo infantil quedó tipificado como delito y puede ser castigado con la cárcel.
Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) comenzó a desarrollar en Marzo de este año un proyecto en la Argentina para luchar contra esta calamidad, llamado “Offside: ¡marcando la cancha!”. El mismo está patrocinado por una beca de
$2,5 millones de dólares del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos y persigue el objetivo de desarrollar mejores prácticas en la lucha contra el trabajo infantil, sobre todo en el sector agropecuario, donde trabaja el 77%.

De todas formas, parece que cada vez menos sectores quedan exentos: el informe anual del observatorio de la Universidad Católica Argentina demuestra que el trabajo infantil aumentó en los sectores medio y medio-alto. “Cuando los adultos no tienen trabajo, los chicos tampoco. Ante la falta de trabajo informal y changas, en los sectores más pobres el trabajo infantil bajó. La clase media, en cambio, sale a defender sus recursos con su propia fuente, o sea, su familia, en lugar de tomar empleados” expresó Ianina Tuñón, Investigadora Responsable del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia.
Afortunadamente, las prioridades del mundo están cambiando. Bancos, inversores y consumidores prestan cada vez más atención a la cadena productiva, buscando tomar decisiones a consciencia y fomentando así la responsabilidad social.
Además de perpetuar la pobreza, el trabajo infantil afecta tanto la salud física como psicológica de los chicos, privándolos de posibilidades y limitando su futuro. Al chico que trabaja, le han  arrancado de las manos dos de sus derechos fundamentales más preciados: el derecho a la educación y el derecho al juego. El 12 de Junio es el día Mundial contra al Trabajo Infantil. Con los derechos de los chicos no.
Si conoces algún caso de trabajo infantil, podes ayudar denunciándolo al CONAETI, llamando al (011) 4310-5814 o enviando un mail a conaeti@trabajo.gob.ar.

Por Carolina Arriagada para Proyecto Pura Vida

lunes, 20 de mayo de 2019

Donaciones: Objetos o Dinero?

#ActitudPuraVida 


De manera muy general, hay 3 vías de colaboración bajo el paraguas de las donaciones: Donación de tiempo que son los programas de voluntariado, tema que hemos tratado en otras notas (ver acá), Donación de objetos (indumentaria, calzado, artículos para el hogar o la escuela, artículos de oficina, alimentos) y Donación de Dinero. Cada una tiene características específicas que dan respuesta a diversidad de situaciones de ayuda y las implementamos de acuerdo a la situación que tengamos sobre la mesa. 

De acuerdo a nuestra trayectoria de 9 años, en constante contacto con comunidades que tienen necesidades que deben ser resueltas a corto o mediano plazo, hemos identificado las fortalezas de las campañas de recaudación de fondos, hoy las compartimos para sumar transparencia a nuestra gestión y también para compartir nuestras experiencia con organizaciones sociales que quizás están empezando en esta área.

La recaudación de recursos económicos las elegimos por sumar estas 3 virtudes:

1. El dinero da respuesta rápida y eficaz a la necesidad: Puede que las campañas de recaudación de fondos cuesten un poco más para lograr el SI de la persona, pero siempre vale la pena porque los recursos económicos, en cuestión de minutos, dan solución a situaciones urgentes y puntuales. De parte de los colaboradores, recibimos mucho el comentario “espero sume mi granito de arena” y siempre respondemos lo mismo: "Tu granito de arena multiplicado por cien, por mil o por dos mil es muy importante y ayuda mucho. Gracias."

2. El dinero no requiere logística de acopio, embalaje y traslado. En una nota de hace unas semanas (ver acá) compartimos toda la planificación que exigen las colectas de donaciones. Hay pasos que deben ser cumplidos y una logística mínima que debe ser considerada a priori para garantizar una colecta exitosa. Las colaboraciones con recursos económicos, por otro lado, se saltan algunos pasos y van al grano, lo cual es muy eficaz para situaciones urgentes, donde la ayuda debe acercarse lo antes posible, esto lo vivimos en casos de cirugías o de comunidades afectadas por desastres naturales como lluvias intensas. 

3. El dinero le permite a la comunidad decidir sus pasos a seguir. En el caso de inundaciones, por ejemplo, surge la necesidad inminente de disponer de recursos para comprar materiales y que la comunidad construya barricadas evitando futuros desastres. Otro caso muy común es la reposición de las herramientas de trabajo pérdidas: si el sustento de una familia depende del emprendimiento de costura de la madre, reponer la máquina de coser que quedó bajo el agua es garantizar una fuente de ingreso. O, en otro escenario, si el techo de un hogar con niños colapsa, la única vía de solución es la adquisición de materiales para levantarlo de nuevo. Son necesidades impostergables que precisan acciones y recursos económicos inmediatos.

De estas tres premisas se desprende que, dependiendo del caso que estemos trabajando, diseñemos campañas de donación de objetos o de recursos económicos. Para situaciones de emergencias creamos campañas que convocan a una ayuda económica puntual. Y para la proyección a futuro de una causa y el logro de objetivos concretos promovemos y convocamos a un acompañamiento económico sostenido en el tiempo.

Para las donaciones de dinero, contamos con un sistema online muy seguro de procesamiento, donde la información suministrada se transmite de forma encriptada a través de Internet, y sólo nosotros tenemos acceso a esa información. Alternativamente siempre ofrecemos la posibilidad que el colaborador elija que lo contactemos vía telefónica para acompañarlo en el paso a paso y concretar la donación.


jueves, 16 de mayo de 2019

Andamos Reciclando


#PuraVidaVerde


La UNESCO declaró al 17 de mayo como el Día Internacional del Reciclaje para que se tome conciencia mundial de lo importante que es reciclar y dejar de dañar al planeta. La Cooperativa Creando Conciencia dedicada a reciclar, da el ejemplo. Hablamos con Ramiro Martinez, uno de sus hacedores, y esto nos contaba.

- ¿Por qué y para qué crear una cooperativa de reciclaje?
 Porque el formato cooperativo es la manera más democrática de la distribución del ingreso y la que genera mayor inclusión social y participación en la gestión de residuos. El compromiso solidario ambiental es un pilar fundamental en una cooperativa de recicladores y estimula la mayor gestión de residuos por parte de la entidad.

 -¿Cuánta importancia ven que la sociedad le da al reciclaje y por qué?
El reciclaje hoy mundialmente está aceptado por todas las sociedades porque ya han visto las consecuencias que están teniendo en sus
comunidades: polución y contaminación del medio ambiente. Lo que creemos es que están faltando decisiones políticas de los gobiernos para abordar este tema seriamente y con el cuidado que debería tener.

-A veces imagino el futuro y pienso que se vivirá de manera sustentable, solo con productos bidegradables...¿ustedes qué piensan? 
Que quizás haya reductos de ese tipo, pero que no serán mayoría mientras el modelo mundial de consumo sea el actual y los países centrales privilegien los resultados económicos antes que las mejoras ambientales. De hecho hay algunos que no se han adherido a pactos internacionales, privilegiando otros valores. Hay un mundo más comprometido con la sustentabilidad, pero hay muchos intereses afectados en el medio.

-¿Qué significa para ustedes contribuir a vivir en un mundo mas verde y qué mensaje les darían a aquellos que aún no lo hacen?
Es fundamental para nosotros el poder mejorar la calidad de vida de nuestra generación y las futuras; y el mejor mensaje para la comunidad es que un pequeño cambio de hábito como es la separación de los residuos, permitirá un mejor futuro para nuestros hijos y nietos.

¡¡¡Festejemos reciclando por un mundo mejor!!!



miércoles, 8 de mayo de 2019

La Pequeña Gran Heroína que Cambió un Rumbo: El de la Donación de Órganos en la Argentina

#LeyJustina


El 3 de agosto del 2018 nuestro país vivió un cambio drástico en lo que respecta a la salud y a la vida. Desde ese día en adelante, todos los mayores de 18 años se convierten automáticamente en donantes al momento de su muerte, salvo que en vida hubieran expresado su voluntad contraria. Así lo dispuso la nueva Ley 27.447 de Órganos, Tejidos y Células.

Pero casi nadie conoce a esta ley por su número…los números se nos olvidan fácilmente a la mayoría. A la ley la conocemos como “La Ley Justina”, por la niña argentina que la impulsó: Justina Lo Cane. Y a ella será imposible olvidarla.

Justina tenía doce años cuando entró en la lista de espera del INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) para recibir un trasplante de corazón. Durante esa eterna espera en el Hospital Favaloro, inició junto a su familia una campaña de concientización sobre la importancia de donar órganos. La misma se llamó "Multiplicate X 7", en referencia a la cantidad de vidas estimadas que puede salvar cada donante de órganos y tejidos.

El corazón nunca llegó y Justina murió en noviembre de 2017. Sin embargo, sus padres juntaron fuerzas y continuaron con la campaña, persiguiendo el objetivo de que la donación de órganos se volviera obligatoria por ley. 

Y lo lograron. Después de mucho trabajo y tras haber sido aprobada en julio de 2018, la normativa legal fue reglamentada el 4 de enero de este año, mostrando con cifras claras y contundentes cómo se superó ampliamente la marca histórica de donantes y trasplantes en lo que va del año. Como afirma el INCUCAI, con respecto al primer trimestre de 2018, la donación de órganos creció un 62% y en los primeros tres meses de 2019 se realizaron 212 procesos de donación, permitiendo que 423 pacientes en lista de espera recibieran un trasplante. Asimismo, se concretaron 343 procesos de donación de córneas por lo cual las cifras alcanzadas resultan verdaderamente alentadoras.

En cuanto al proceso de la donación, afirman que el mismo depende de las características del fallecimiento: “Llegado el momento, los médicos determinan cuales son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de los tejidos, no es necesario que la muerte se produzca en una terapia intensiva.” Para acceder a información más detallada y/o para registrar la voluntad de manera digital, hacer clik aquí.

Este 30 de mayo y como todos los años, conmemoramos como país el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. Pero, ¿qué significa esto? Desde Proyecto Pura Vida queremos aprovechar este mes no sólo para rendir homenaje a la valentía de Justina y a la fortaleza de su familia, sino también para invitar a reflexionar en familia sobre este tema. A imaginar y construir un país donde sean cada vez menos las personas que pasan por el dolor de morir esperando un órgano que aunque existe, nunca llega. A imaginar y construir un país con más héroes y heroínas que desde el anonimato, salvan vidas.

Por Carolina Arriagada para Proyecto Pura Vida

lunes, 29 de abril de 2019

Pura Vida en Primera Persona


En Mayo del 2013 me sumé como Voluntaria a la Coordinación del equipo de Voluntarios de Comunicación de Proyecto Pura Vida. Hoy, 6 años después, continuo en la misma posición, administro los perfiles en redes sociales, me involucré en el área de prensa y doy una mano aquí y allá.
Quisiera evitar ser autoreferencial pero es difícil al hacer este tipo de retrospectivas. Hay 3 cosas que he incorporado en mi vida personal y profesional y que aprendí, o concienticé mucho más, en Pura Vida. Me animo a compartirlas porque, coincidencia o no, son transversales a las acciones del día a día de nuestra organización.

1. Abandonar la queja y pasar a la acción. Hay situaciones injustas, terribles y doloras en el mundo, todos lo sabemos. Ahora, hay dos posibilidades: sentarse en la palabra a criticar y quejarse o armarse con determinación y accionar. Cómo? Decidilo VOS! Yo decidí sumarme como Voluntaria, otras personas hacen un perchero solidario, otras organizan heladeras sociales, otras se suman con una colaboración económica mensual a una causa que les llega al corazón. Maneras de ayudar abundan pero todas tienen la misma génesis: decidir hacerlo para dar una mano a ese otro que lo precisa.

2. Escuchar antes de actuar. Aplica de día y de noche, feriados  y días de semana. A veces uno cree saber mejor cómo hacer las cosas, pero no es así. La escucha es clave en todas las esferas de la vida: una buena amistad o una relación laboral no serían igual de nutritivas si no existiera la escucha detallada. Prestar atención a lo que me dice el otro me permite entender su universo y a partir de ahí puedo saber cómo yo, desde mis experiencias personales y profesionales, puedo colaborar para avanzar. En un sentido más práctico, entender la mirada de una comunidad, por ejemplo, me permite entender cómo puedo colaborar para revertir situaciones complejas. Por eso, decimos en Pura Vida, que inclusión es abrir la puerta y dejar entrar para abrir líneas de dialogo y hombro a hombro abrir espacio antes negados.


3. Que pase el tiempo pero nunca el compromiso. Los sentimientos tienen fecha de vencimiento? Tal vez uno los vive de manera diferente con el paso de los años o cambian las personas hacia las que
uno siente esto o aquello, pero el sentimiento permanece en uno. Así mismo debe ser el acompañamiento con el que uno se suma a una organización o a una causa. Las ayudas puntuales son muy buenas pero sostenerlas a largo plazo es lo que realmente genera cambios positivos y acerca soluciones. A lo largo de estos 6 años he visto cómo lo sembrado desde el corazón de Pura Vida, es hoy semilla de cambio y tiene hoy vuelo propio, Pallets de Vida es un ejemplo. En este 2019 cumple su quinta edición y cada año crece como espuma abriendo puertas y acercando soluciones concretas en el área salud infantil.

En pocas líneas esa ha sido la huella que Pura Vida ha dejado en mí. Y la huella que Pura Vida ha dejado en la vida de otros y de muchas comunidades es capítulo aparte.


miércoles, 10 de abril de 2019

Una Mirada Distinta: Entrevista


Entrevista a Ricardo Gross, Coordinador de

 "Una Mirada Distinta", Centro Municipal 

para la Inclusión de las Personas 

con Discapacidad de San Isidro – Gran Buenos Aires



¿De qué se trata la Organización y cuál es tu rol?
Este es el Centro Municipal para la Inclusión de las personas con discapacidad, que depende de la Secretaría de Integración Comunitaria. Trabajamos en conjunto con el municipio y sus distintas dependencias, con ONGs, instituciones privadas del distrito y con estatales que tengan que ver con el gobierno provincial y nacional. Trabajamos en todo lo que tiene que ver con la inclusión de las personas y la discapacidad. En todo sentido, desde la inclusión educativa y laboral hasta la social y deportiva.
Una de nuestras funciones principales es ser centro de referencia para las personas con discapacidad y sus familias. Ser centro de contención, los orientamos, contenemos y apoyamos para que puedan solucionar el tema que los preocupa.
Nosotros decimos que la primera deficiencia que tiene la persona con discapacidad es su manejo de la información. En Argentina tenemos una de las mejores leyes que existen en cuanto a discapacidad, pero no sólo no se difunde y se incumple, sino que además no se conoce. Si ellos ni siquiera conocen cuáles son sus derechos, ¿cómo van a poder pelear para que se cumplan?
Por eso tenemos una guía de discapacidad y una asistente virtual que funciona las 24 horas

¿Qué sector del gobierno se ocupa de las plazas inclusivas?
Cada área de gobierno tiene su responsabilidad en cuanto a las tareas. Nosotros nos ocupamos de generar políticas que tengan que ver con la accesibilidad del entorno, generar ordenanzas que tornen más inclusivo el distrito. Falta un montón pero vamos avanzando.
Puntualmente de las plazas, ahora se está encargando Espacios Verdes. Nosotros estuvimos haciendo incidencia durante dos años en Espacios Verdes y lo bueno es que dio sus frutos.
Les planteamos que queríamos una plaza con juegos inclusivos por cada ciudad de zona norte. La Plaza Roca en Beccar, la Plaza Padre Castiglia en San Isidro, Plaza Pueyrredón en Acassuso, Plaza 9 de Julio en Martinez, Plaza de los Inmigrantes en Villa Adelina (que esa fue la primera que nosotros hicimos).

Cada vez que se inauguraba una de esas plazas, primero insistíamos nosotros, después nos invitaban y a partir de la quinta plaza inclusiva que abrieron dejaron de invitarnos, porque se tornó algo habitual. Nosotros en lugar de ofendernos dijimos bárbaro, ya sembramos la semilla. Ahora son 12 plazas en todo el distrito que tiene juegos inclusivos y cualquier plaza que se remodela o se abre nueva ya tiene contemplados los juegos inclusivos.
La primer plaza, en Paso de los Inmigrantes, ni siquiera fue inclusiva…Yo creo que se pensó “vamos a poner juegos para discapacitados”. Entonces tenías los juegos convencionales en una esquina y los juegos para discapacitados en otra esquina.

Y eso de inclusivo no tiene nada.
Ellos [Espacios Verdes] se dieron cuenta que no estaba bien, vinieron acá después y nos dijeron vamos a cambiar los juegos y a ponerlos todos juntos. Lo bueno es que uno va a aprendiendo.

¿Qué condiciones tiene que cumplir para ser una plaza inclusiva?
No por la cantidad de juegos sino por los tipos de juegos, cómo están distribuidos y cómo está el entorno. Están las normas del Instituto Nacional de Racionalización, que determinan el formato que tienen que tener los juegos. No hay muchas empresas que construyen estos juegos, nosotros contratamos a Playtime.
Los juegos tienen que ser súper resistentes, tienen que tener contenciones para los chicos que no pueden sostener las columnas, entonces las sujeciones, los cinturones son especiales. Tiene que ser lo más estándar posible para que todos lo puedan usar mas allá de que tengan o no tengan discapacidad.

¿Eso está todo señalizado?
Si, tienen cartelería. Si tuvimos problemas con los primeros juegos porque fueron bandalizados. Entonces los cuidadores de la plaza les ponían cadenas y cuando la persona con discapacidad y su familia los quería usar, no podían y tenían que estar buscando al casero. Un día dijimos bueno, la sociedad tiene que ir aprendiendo. Por eso tuvimos que reponer, arreglar, soldar varios meses y después se fue aplacando y disolviendo el vandalismo.

¿Tienen algún testimonio que te acuerdes de chicos o familias de discapacitados?
Los chicos más limitados antes eran los chicos con problemas motores, que no usaban silla de ruedas pero tenían parálisis cerebral, por ejemplo. Estos y muchos otros chicos iban a las plazas, pero lo único que hacían era mirar como sus hermanitos jugaban. Ahora están a la par, en hamacas una al lado de la otra. O se suben a una hamaca con una silla de ruedas y los hermanos al lado, la calesita la usan entre todos.
Principalmente en las inauguraciones se han acercado padres que se emocionaban porque decían Ahora mi hijo va a jugar con sus hermanos, algo que nunca han podido hacer. Yo lo viví, porque yo tengo un hijo con parálisis cerebral entonces lo viví al proceso de llevarlo a las plazas y después a las plazas inclusivas. Después hay dos hermanitas mellizas, ambas con parálisis cerebral que van a una plaza inclusiva cerca de casa. Cuando paso y veo a la mamá y a la ciudadora hamacando a las chicas y su sonrisa de oreja a oreja y a mí se me caen las medias de ver eso.

¿Cuál es el mensaje? 
Si vos acostumbras a un chiquito, que son los que menos discriminan, a que lo normal es convivir con otra persona que es diferente a uno, y esos chicos se acostumbran a convivir en igualdad de condiciones, cuando ese niño sea un adulto ya va a haber aprendido a convivir sin que le resulte raro la diferencia.
Lo mismo con los adultos, que llevamos a los chicos que no tienen ningún tipo de discapacidad y vemos como ellos interactúan con los que si tienen discapacidad, nos enseñan.
La iniciativa en este tema fue de una ONG, que recaudó los fondos y pusieron la primera plaza, porque el municipio no quería. Ahora, una vez que vieron que esa plaza servía, entonces empezaron a poner en otros lados también. Por eso estas cosas se van contagiando.

***
Fotos: Gentileza del Centro "Una Mirada Distinta"
Esta entrevista fue hecha para la nota Juegos que Forman Personas y la publicamos en su totalidad por su valioso contenido. 


viernes, 5 de abril de 2019

Desarrollo Sostenible: Qué es y Cómo Aplicarlo a Nuestras Vidas

Día Mundial de la Madre Tierra


Desde hace más de 40 años, el 22 de abril en todo el mundo se conmemora el Día de la Madre Tierra. Iniciado como una manifestación ambientalista a principios de la década del ‘70, en la actualidad esta jornada busca concientizar sobre el impacto del cambio climático y propulsar sistemas de desarrollo sostenible en todo el planeta.

Cuando se habla de desarrollo sostenible se entiende a formas de producción que protegen el ecosistema y los recursos del planeta. La Organización de las Naciones Unidas lo define como “la acción de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Esta definición surgió de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1987, y se extiende hasta la actualidad.

Así, la idea propone reemplazar el uso de recursos no renovables, que generan desechos dañinos en el largo plazo. Para ello es de vital importancia utilizar procedimientos que puedan ser utilizadas en largos períodos de tiempo (tanto en centrales energéticas e industrias como en agricultura y ganadería), sin generar un impacto ambiental irreparable.

Desde casa también podemos comenzar hábitos sostenibles para aportar nuestro granito de arena. ¿Cómo podemos empezar? Aquí dejamos tres ideas que cualquiera de nosotros puede implementar en el día a día:

1. Lleva tus propias bolsas al hacer las compras: según un informe técnico que realizó la Ciudad de Buenos Aires en el 2018, a nivel global se vierten ocho millones de toneladas de residuos plásticos al océano, y a nivel local unas 40 toneladas. El uso de bolsas de papel o de tela reutilizables en los supermercados supondría una reducción del 30% de estos desechos.

2. En distancias cortas siempre es mejor caminar: usar el auto solamente cuando sea necesario, dado que el combustible desprende sustancias que son tóxicas para la atmósfera. Además es una buena manera de comenzar un hábito saludable: la caminata diaria favorece el funcionamiento del metabolismo, la circulación y el sistema muscular. Otras opciones para sustituir el automóvil también pueden ser la bicicleta o el transporte público.

3. Plantá y cuida de un árbol o arbusto: las plantas son excelentes reguladores del medio ambiente. En exteriores generan oxígeno y regulan la temperatura ambiental. Si vives en un departamento y no hay lugar para un árbol, una planta de interior también es buena opción. Además de oxigenar los espacios cerrados brindan humedad al aire que respiramos para cuidar la salud de nuestros pulmones.

Con la práctica de estos tres hábitos periódicamente ayudamos a reducir el impacto ambiental con actividades que realizamos a diario. Además de ayudar al desarrollo sostenible, estaremos iniciando actividades beneficiosas para nuestra salud a corto y largo plazo. Ayudar al planeta depende de todos, y en este Día de la Madre Tierra es un buen momento para comenzar.

Por Santiago Miranda para Proyecto Pura Vida

jueves, 4 de abril de 2019

El Talle Único no es un Talle


En nuestro país existen varias asignaturas pendientes en materia de la lucha contra la desigualdad y una de ellas es la ley de talles de indumentaria. Con este precepto, se busca un sistema que se adapte a todos los cuerpos de los argentinos, que existan prendas de todos esos talles y que se incorporen criterios de obligatoriedad para comerciantes y fabricantes. Se había avanzado con un proyecto de ley nacional en 2013 que nunca se trató en la Cámara de Diputados, hasta que finalmente en marzo de este año, obtuvo media sanción.

La situación actual de la legislación se caracteriza por tener una falta de viabilidad preocupante. Al estar implementada por gobiernos provinciales y municipales, la ley cambia dependiendo la provincia o ciudad, convirtiendo en casi imposible que una marca pueda cumplir con todas las condiciones diferentes alrededor del país, y es por ello que se necesita que sea a nivel nacional. A la vez, se exige que se base en información antropométrica actual de los cuerpos argentinos, ya que se utilizan medidas de otros países que están incluso fuera de América Latina.

AnyBody Argentina es una ONG que lucha contra la "epidemia del odio corporal" y genera conciencia sobre la diversidad de los cuerpos. En Noviembre del 2018 realizaron una encuesta que arrojó como resultado que "el 70% de los argentinos tiene dificultades siempre o frecuentemente para encontrar ropa adecuada a su medida". A la vez, considerando que hay un estereotipo de belleza que ataca principalmente a las mujeres, el resultado también indicó que "solamente el 5% de las argentinas están conformes con su cuerpo". A esa construcción inalcanzable, a la mirada de la sociedad, a la autocosificación que se realiza uno mismo por no estar cumpliendo esas expectativas, tenemos un sistema de talles que recuerda que no encajas en esa falsa realidad.

El parámetro "90-60-90" contaminó la industria de la ropa y, todavía en este milenio, una gran parte de nuestra población se ve afectada a la hora de realizar un acto tan simple como conseguir vestimenta. La mayoría de los locales cuentan con un "talle único" para la mayoría de sus productos o escalan como máximo hasta un talle 48 que lejos está de ser realmente la medida correcta. Esto involucra no sólo a las grandes marcas que deciden fabricarlo así, sino también a los pequeños comerciantes revendedores que tampoco consiguen (o siquiera conocen) una tabla de talles que sea realmente inclusiva. 

Visibilizar la realidad de los cuerpos y dejar de demonizar el sobrepeso y la altura no sólo implica demostrar que todo aquello es normal, sino normalizar esas características también. Creer en un mundo "90-60-90" es una realidad distorsionada, y crear ropa sólo para ese mundo también lo es.

Es imperativo que la Industria de la Moda reconozca la diversidad de los cuerpos y acompañe la evolución sociocultural que estamos viviendo, pero para ello será necesario que sea obligatorio y que sea considerando las medidas antropométricas correctas de los argentinos y latinos. Toda persona tiene el derecho de conseguir su talla en un local de ropa y no ser discriminado por su peso o altura. La Ley de Talles continúa siendo injustificadamente aplazada y sigue siendo otra de las deudas que el Congreso tiene con la sociedad.


Juegos que Forman Personas

Plazas Inclusivas


Además de desarrollar la inteligencia emocional y de fomentar la confianza y la autonomía, el juego es principalmente una actividad social de comunicación, a través de la cual descubrimos nuestro entorno. Por lo tanto nos enseña no sólo a utilizar el propio cuerpo sino también a reconocer y a aceptar a los demás. Y es ahí donde me detengo, porque toma entonces un papel fundamental y no meramente lúdico. Se torna una herramienta integradora no sólo para el desarrollo sino también para la inclusión.

Para quienes no están en tema, las plazas inclusivas son aquellas que tienen juegos para todos, hechos con material de matricería y un sistema especial para que nadie se lastime. El objetivo es que se convierta en un espacio público de verdad, compartido por todos los chicos que quieran jugar, más allá de sus capacidades.

Actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires, las Plazas Inclusivas están en manos de Espacios Verdes, dentro del Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Juan Manuel Angelini, Jefe de Gabinete de la Subsecretaría de Gestión Comunal, nos comenta que la Ciudad de Buenos Aires, al día de la fecha, cuenta con más de ochenta espacios verdes con patios de juegos inclusivos. “En el transcurso del 2018, se materializó la puesta en valor de los existentes y se puso en marcha la instalación de estos juegos en sesenta y siete plazas y parques más”, afirma.

Gentileza: Espacios Verdes
Pero que una plaza sea inclusiva no se refiere únicamente a sus juegos sino también a sus vías de circulación. “Entre los juegos se encuentran mangrullos, hamacas, paneles tipo ábaco y calesitas, que se combinan con los patios de juegos full” nos dice Juan Manuel.

Por su parte, el Coordinador General del Centro Municipal de Inclusión para personas con Discapacidad en la Ciudad de Buenos Aires, nos explica que para que la plaza sea efectivamente “inclusiva” debe seguir las normas del IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación), que determinan el formato de los juegos: “Tienen que ser súper resistentes, tener contenciones para los chicos que no pueden sostener la columna y las sujeciones y los cinturones deben ser especiales. Además tienen que ser lo más estándar posible para que todos los puedan usar, más allá de que tengan o no tengan discapacidad” afirma.

El futuro son los chicos, de eso no hay ninguna duda. Si apuntamos a una sociedad donde la integración, la igualdad de oportunidades y el respeto por la diversidad sean moneda corriente, empecemos por presentarles a ellos una realidad donde estén las condiciones dadas para que eso efectivamente exista. Que lo vean en la escuela, en la calle, en las plazas. Y que lo vean cada vez más, hasta que un día cuando lleguen a una plaza y no haya juegos inclusivos, se pregunten dónde están.

***
NOTA: Hacé click acá para leer la entrevista completa a Ricardo Gross, Coordinador de "Una Mirada Distinta", Centro Municipal para la Inclusión de las Personas con Discapacidad de San Isidro – Gran Buenos Aires.


miércoles, 27 de marzo de 2019

Cómo hacemos Pallets de Vida?



La primera edición de Pallets de Vida fue en 2015, la iniciativa surge con la llegada de un ofrecimiento de pallets circulares que nos desafió a utilizar la creatividad, así nació la idea de conectar el arte, la solidaridad y la revalorización de materiales de descarte, a beneficio de misiones de alto impacto relacionadas con salud infantil. Cada edición es un nuevo desafío porque las variables y los actores cambian pero hay ciertos parámetros que se mantienen y nos guían año tras año. Hoy compartimos todo lo que no se ve de Pallets de Vida: la organización, la logística, la planificación, en concreto, la hoja de ruta que nos regula dosis e ingredientes de la iniciativa que, en el 2019, llega a su quinta edición.

La Misión

En los meses de febrero y marzo, abrimos convocatoria a ONGs de Argentina que tengan personería jurídica en regla y antigüedad en el rubro salud infantil superior a 5 años. La idea es que nos envíen proyectos de gran impacto y que la población beneficiara este dentro del territorio argentino. Difundimos la convocatoria en nuestras redes sociales, entre ONGs amigas, en portales relacionados con salud e infancia, y en medios de comunicación de todo el país. 

Resolvemos dudas, recibimos propuestas y las analizamos cuidadosamente. Nos toma casi 2 o 3 meses procesar toda la información. Hacemos reuniones y nos acercamos a las propuestas que más se alinean con nuestra capacidad de gestión para conocer cada caso. Tomamos una decisión y definimos nuestra misión anual. Una vez definida, analizamos los recursos con los que contamos en ese momento, definimos plazos y objetivos y así, poco a poco todo va tomando color.

Comisión Directiva, Curaduría, Artistas Plásticos e Invitados Especiales
Profesionales del arte, que se renuevan anualmente, nos acompañan en la Comisión Directiva y la Curaduría. Son personas que se suman ad honorem para ayudarnos a definir e invitar a los artistas de cada edición. Tenemos en cuenta los múltiples ofrecimientos de Artistas Plásticos pero debemos delimitar la cantidad de participantes para sostener la continuidad de este proyecto que realizamos con inmenso amor, esfuerzo y pasión. Comprendemos los deseos de quienes se ofrecen a intervenir y donar el 100% de su obra, pero cada edición lleva una compleja logística y va acompañada de diversas exhibiciones y un hermoso libro de arte, por eso debemos limitarnos para hacer sostenible el proyecto y cumplir con lo que nos proponemos.
Convocamos también Invitados Especiales para intervenir pallets. Son personalidades reconocidas de diferentes ámbitos de nuestro país que con su colaboración nos permiten a llegar a nuevos públicos solidarios con ganas de adquirir obra y ayudarnos a lograr la misión.

Logística
Tema no menor. Llevar, traer, acopiar. Trasladar Pallets de 1 metro de diámetro, con un peso aproximadamente 12 kilos dependiendo de la madera, no es un dato menor. Subir escaleras y bajar escaleras. Hacer el montaje de cada muestra, cuidar en detalle cada obra a lo largo de cada traslado. Lo mismo con los kits de bienvenida y con la documentación que cada artista se compromete a adjuntar junto con su obra.

No tenemos un vehículo a disposición, por esa razón cada traslado de acá para allá nos consume tiempo y recursos, por eso siempre invitamos a los actores involucrados a acercarse a nuestras oficinas en horarios que convenimos previamente. Pallets de Vida es una acción que tiene como principio y fin la recaudación de fondos para misiones de alto impacto relacionadas con salud infantil, por eso cada recurso que usamos lo analizamos con sumo cuidado porque si perdemos el foco, los recursos se diluyen y no llegan a donde deben llegar.

Colaboraciones
Empresas, cooperativas, voluntarios y profesionales se suman a cada edición en un formato único y valioso: compromiso y generosidad al 1000%. Gracias a esos acompañamientos concretamos espacios emblemáticos de la escena del arte regional para hacer exhibiciones y llevar a Pallets de Vida a los públicos más variados; producimos videos y fotografías de excelente calidad, editamos un libro anual; logramos que lo medios de comunicación más destacados del país se interesen por lo que hacemos; conseguimos insumos para los kits de bienvenida para los artistas plásticos y muchas otras cosas más que son interminables de enumerar. También está la materia prima: salimos a buscar el valioso soporte que ponemos en valor.

Cada articulación, suma y mucho, para nosotros es vital crear alianzas con otras esferas porque sabemos que trabajar en red nos suma a la hora de cuantificar metas cumplidas.

Subasta Online
Qué hacemos con pallets intervenidos por grandes artistas plásticos argentinos e invitados especiales y que son convertidos en Obras de Arte?  En cada edición hacemos una subasta online abierta todo público a lo largo y ancho de Argentina. Todas las personas que ofertan y adquieren obra, son vitales para que la rueda siga girando! Gracias a esos compradores se pueden recaudar los fondos necesarios para cumplir con la misión de cada edición. 

***
Nuestras Misiones
A lo largo de las 4 ediciones desarrolladas, se han sumado a Pallets de Vida casi 180 artistas plásticos de gran trayectoria a nivel nacional e internacional y más de 30 reconocidas personalidades de diversos ámbitos de nuestro país. Todos, absolutamente todos, siempre han donado el 100% de su obra a beneficio de la campaña correspondiente a la edición.
En el 2015, Pallets de Vida recaudó $400.938.29 a beneficio de la Fundación María Cecilia, organización que trabaja a beneficio de niños con cáncer. En el 2016 entregaron a Fundación Debra Argentina el valor de $ 402.607, que fueron utilizados para establecer, habilitar y equipar Casa Debra Argentina que recibe a niños con Piel de Cristal. En el 2017 la misión fue digitalizar el área de diagnóstico por imágenes de Casa Cuna (Hospital Pedro de Elizalde) y se llegó a un nivel de recaudación de $ 756.000. En el 2018, se recaudaron $624.000, con los que se adquirió equipamiento para el área de neonatología del Hospital General San Martín a través de la Cooperadora.

Gracias infinitas a todos quienes desde diversas aristas han sumado su granito de arena a Pallets de Vida.