miércoles, 5 de diciembre de 2018

Turismo Accesible



De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo OMT, “la accesibilidad a todas las instalaciones, productos y servicios turísticos debería ser un componente esencial de cualquier política de turismo responsable y sostenible”. Ahora, como implementarlo a nivel país, provincia, localidad e incluso a nivel del establecimiento comercial? Es un todo un desafío porque venimos de un modelo de desarrollo y de negocios masivo que en su mayoría ha ignorado temas como sustentabilidad, inclusión, impacto social, ambiental y cultural.

Gracias a la diversificación de paradigmas promovida en un alto porcentaje por activistas y organizaciones sociales que trabajan por los derechos de las personas con discapacidad; la mirada de productores, empresarios y consumidores se está transformando y, muchas voces que solían estar invisibilizadas, cobran protagonismo, voz y voto. En este marco, pensar un hotel con ascensores espaciosos para sillas de ruedas o playas con rampas de acceso para personas con diversidad funcional, dejó de ser un imposible para, poco a poco, ir instalándose en los modelos de desarrollo turístico.

Cómo es el panorama en Argentina? Hay varias iniciativas que se están gestando, resaltamos la labor de la Red de Turismo Accesible Argentina que justamente hoy, 5 de diciembre, participa activamente en el Plenario Nacional de #TurismoAccesible en el Congreso Nacional en la Ciudad de Buenos Aires. Las temáticas del plenario abordan áreas como las normativas, adaptación de infraestructura, marketing turístico, formación de profesionales y financiamiento para PYMES. Temas bastante amplios que deben ser gestionados e implementados a fondo, desde diversos sectores de la sociedad.

Villa Gesell, localidad en la costa atlántica argentina con una importante actividad turística, ha tomado la bandera del turismo accesible desarrollando acciones muy interesantes. El Balneario Noctiluca ha implementado varias directrices de accesibilidad: baños y duchas adaptadas, menú en braile, sillas anfibias con flotadores para poder meterse al mar y accesos con rampas, entre otros servicios. Pensado todo para el bienestar de las personas con discapacidad y sus familias que se acercan a disfrutar un día de playa.

Hay mucho camino por recorrer y si vemos los avances en otras latitudes como Nueva Zelanda con el desarrollo del movimiento Be Accesible (Ser Accesible) que tiene una aproximación funcional y holística sobre la actividad turística adaptada a lo largo y ancho del país; nos queda claro que estamos en una etapa inicial pero no por eso hay que bajar los brazos y olvidar el tema.


jueves, 29 de noviembre de 2018

Pirotecnia Cero: Respeto, Conciencia e Inclusión


#PirotecniaCero


Y casi en un abrir y cerrar de ojos, una vez más, llegaron las fiestas. Mirás el reloj incansablemente para que no se hagan las doce sin que te des cuenta. ¿Por qué será que sentimos esa magia en el estómago en las vísperas de medianoche? Vas a brindar y a dar y recibir buenos deseos mientras abrazas a tus seres queridos bajo un cielo cubierto de luces y estruendos. ¿Y si ese sentimiento de vísperas de medianoche fuera miedo? Tal vez esos minutos de alegría, en otro lugar, no tan lejano, representa una de las peores épocas del año.

Del uso de la pirotecnia se desprenden tres consecuencias que resultan dañinas para un otro. Por un lado, las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) sufren de manera desmedida debido a su capacidad auditiva incrementada. Por otro lado, en los animales se genera un estrés y sufrimiento similar, pudiéndolos llevar hasta la muerte. Por último, la manipulación de fuegos sin ningún tipo de control o experiencia genera centenares de heridos, y entre ellos, la mayoría son menores.

Las personas con TEA perciben los estruendos como catástrofes, en especial los niños. Las crisis que les genera son difíciles de controlar, pueden llevar a la autolesión y su ambiente personal se ve extremadamente perturbado. Los especialistas aseguran que los fuegos artificiales “desorganizan en exceso a los chicos con TEA” y que “reponerse del estrés puede tardar todo el mes de enero”.

En los animales, sean domésticos o no, se produce algo similar. Los grandes estruendos los alteran de maneras poco predecibles, pueden lastimarse a sí mismos e incluso escaparse de sus hogares. A la vez, el padecimiento que les genera puede llegar a ser letal. Fabian Zanini, médico veterinario rural, dialogó con Proyecto Pura Vida y explicó que: “la situación de alto estrés puede llevar desde un trauma acústico hasta la muerte. Se asustan mucho, tratan de esconderse o pueden volverse agresivos, no porque lo sean, si no por lo que provoca la situación”.
Zanini sostuvo algunos consejos para quienes tengan mascotas en su casa: “es sumamente importante la compañía del dueño. Recomiendo bajar las luces de la habitación, probar música fuerte y no tratar al animal como una víctima, no debe percibir que hay peligro, debe sentirse acompañado”.

La tradición de usar fuegos artificiales para los festejos de fin de año es muy antigua, y justamente por dicha antigüedad, cuesta que nos despeguemos de ella. Es difícil entender por qué algo que cada año repetimos, hoy deba cambiarse. Sin embargo, con el paso del tiempo, son innumerables la cantidad de actitudes, tradiciones, expresiones y formas que cambian. Eso, se llama evolución: respeto, conciencia e inclusión.


Incluir Es La Clave


¿En cuántos puestos de trabajo, gimnasios, bares, programas de tele, etc. vemos personas con discapacidades? yo, en ninguno. La sociedad de hoy puede haber avanzado mucho en cuestión tecnológica,  cultural o social (con el lugar que ganamos las mujeres, por ejemplo) pero la verdad es que aún nos falta mucho para lograr ser una sociedad que integra, que incluye, que les da lugar a TODOS

Un caso en concreto es que a las personas con discapacidad se las sigue dejando afuera de muchas situaciones. Por ejemplo, algo simple y al alcance visual de todos son las plazas. Un lugar de esparcimiento común, natural y de uso cotidiano para la comunidad entera. Allí los chicos con discapacidades no pueden ir por la falta de juegos adaptados a sus necesidades, tales como hamacas con camillas, calesitas con lugar para que entren sillas de ruedas o paneles didácticos además de las rampas de acceso. Este entre muchos otros casos.

Que siga pasando esto es discriminar, es seguir segregándonos y como sociedad debemos hacernos eco y luchar para que cambie y gane la integración, la igualdad de derechos, la inclusión como bandera. 

Una sociedad que evoluciona, que crece, es la que entiende que todos somos iguales.

Divulguemos, concienticemos y ayudemos a hacer más fuerte la voz de la inclusión.