viernes, 22 de mayo de 2020

Nuevas Masculinidades: Aprender a Desaprender (2)


#NuevasMasculinidades


En la entrega anterior, Juan Pablo Ares nos aportó una explicación acerca de los aspectos principales de las masculinidades alternativas. En esta segunda parte profundizaremos acerca de la Secretaría de Nuevas Masculinidades como área de encuentro en el que se busca ir deconstruyendo las estructuras que se imponen desde el sistema patriarcal, a través de compartir una charla, mates, experiencias y vivencias.

La Secretaría de Nuevas Masculinidades funciona dentro de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT). Fue creada por Juan Pablo en mayo de 2015 como una manera de socializar un proceso de búsqueda interior y encontrar personas con inquietudes similares: “Me acerqué por una cuestión de mi visibilidad como bisexual en su momento. Empecé a ir a la marcha del orgullo, conocí la FALGBT. Me gustó muchísimo el trabajo que hacían. Me junté con quien era en su momento su secretaria general María Rachid y le propuse tener un espacio dentro de la organización, donde yo pudiera habilitar y activar lo que me venía preguntando y pasando a mí. Tenía que ver con algunos disparadores de mi vida, con algunos cuestionamientos que me hacía con mi pareja en ese momento. Sobre mi masculinidad, sobre el machismo.”

El espacio de la Secretaría trata de escapar de los debates y la teoría densa y busca focalizar en las experiencias de los participantes y lo vivencial. Los encuentros se organizan de manera quincenal. Las charlas de los sábados están dirigidas para todas las masculinidades de toda diversidad sexual. Los viernes, en cambio, están reservados para masculinidades no heterosexuales: gays, bisexuales, hombres trans y masculinidades trans no binarias. Los grupos son bastante heterogéneos. Concurren personas de todas las edades y de distintos espacios sociales. Cabe destacar que actualmente los encuentros se están realizando vía virtual. Los interesados en participar deben contactar a la Secretaría a través de su cuenta en Facebook.  A estas reuniones, se  suman actividades como talleres y disertaciones en colegios, empresas y otras instituciones con diversas temáticas como el machismo en el ámbito laboral y escolar, violencia de género, noviazgos tóxicos, entre otras.

Juan Pablo no cree que la dificultad de llegar con la propuesta de la deconstrucción sea una cuestión etaria: “Creo que cada grupo social con el que trabajás presenta sus propias dificultades, dependiendo muchísimo su contexto. Las personas que están por encima de los 30 o 40 años presentan inconvenientes que derivan de una mayor cantidad de años bajo los mandatos de la masculinidad, de estar en un punto de su vida donde los cambios cuestan mucho más. Tal vez hay mayor facilidad en grupos de adolescentes. Cuando vamos a dar charlas, en colegios, encontramos que ciertas cosas son más de conocimiento común ya, pero al mismo tiempo hay que trabajar en otras. No hay nadie que esté básicamente exento de presentar dificultades. Obviamente que la resistencia depende más del individuo en sí.” En este sentido, remarca que aunque han tenido debates intensos, las devoluciones que obtuvieron de las charlas siempre fueron positivas y en todas ellas encontraron pequeños avances.

Un espacio ameno donde se deconstruye y reconstruye colectivamente desde lo diverso. Un ámbito donde se le agrega color y brillo a la opacidad hegemónicamente asociada a lo masculino. Donde se cuestionan y repiensan los privilegios adquiridos en pos de una sociedad más igualitaria. Donde expresar los sentimientos no deriva en la desaprobación y en que te apunten con el dedo. Queda mucho por hacer para lograr una comunidad más inclusiva, pero estas iniciativas sumadas a muchas otras nos motivan a seguir luchando por ese objetivo.



jueves, 21 de mayo de 2020

Caso de Éxito de RSE: Exo es Tecnología al Servicio


#ConcienciaSolidaria


Exo es una empresa de soluciones tecnológicas. Así la conocimos y así se presentan. Luego, con el paso del tiempo nos dimos cuenta que ese título le queda chico.  Exo es un gran equipo humano que con productos tecnológicos crea un puente entre las personas y sus sueños o dicho de otra forma, es tecnología al servicio del crecimiento de nuestro país. Las tablets y computadoras son el vehículo para que muchas mentes curiosas estudien e investiguen. Las mochilas solares dan alas a los aventureros que atraviesan el territorio argentino por deporte o por trabajo.

La manera en que Exo lleva adelante sus programas de Responsabilidad Social Empresarial –RSE- deja más que claro que la creatividad es el lujo más revolucionario que una empresa puede darse y darle a su audiencia. Gracias a ese ingrediente y a dosis importantes de flexibilidad es que Exo logra marcar la diferencia en lo que una marca puede hacer por la comunidad. En el contexto COVID19 que nos atraviesa todos desde diversas instancias, la respuesta de Exo ha sido diligente y concreta, por eso hoy traemos a nuestro blog, la experiencia de Exo como un caso de éxito que nos llega directo el corazón. A manera de punteo repasamos sus acciones:

  • Exo produce equipamiento móvil que hace posible que el personal médico llegue a pacientes y comunidades sin importar su ubicación geográfica. Ante la situación actual, se redoblaron los procesos de producción para dar respuesta en tiempo y forma al Sistema de Salud y poner la tecnología al servicio de la precisión y rapidez en diagnósticos y tratamientos.
  • En sintonía con el punto anterior, Exo desarrolló una línea de productos que ayudan a la detección rápida de alta temperatura en personas, síntoma asociado al COVID19. También desarrollaron un dispositivo que desinfecta grandes superficies de manera rápida, con un bajo costo de energía y alta eficiencia. 
  • Ante la consigna “la tercera edad y la tecnología no son compatibles”, Exo se puso la camiseta creando el Programa Adultos Conectados que capacita en el uso de herramientas tecnológicas y logra que los abuelos y abuelas puedan hacer una videollamada con sus nietos, por ejemplo. La capacitación hace posible que las tradicionales Tardes de Té de las chicas en la confitería, ahora sean a través de una pantalla e igual de divertidas. Los sábados de bocha de los chicos en la placita ahora son charlas interminables que arreglan el mundo y llenan el alma.
  • Exo se sumó a #Enlazados, la Comunidad Virtual de Pura Vida ONG, brindando los equipos para que tengamos la herramientas adecuadas para dar acompañamiento, contención y entretenimiento a quienes lo necesiten durante el contexto de aislamiento obligatorio por el COVID19 y frente al posible contexto que acompañe la salida paulatina
  • Exo va a entregar al Ejército Argentino una unidad portátil de energía por Paneles Solares para apoyar al Hospital Militar Reubicable. Facilitaron a la misma institución,  500 netbooks para todas las unidades militares del país que están dando soporte logístico en los municipios y hospitales.
En respuesta a esta y a otras acciones que a lo largo de los años ha realizado Exo, el pasado 1 de mayo fueron designados como Empresa Embajadora de Paz por Mil Milenios de Paz - Movimiento Internacional, Pacifista y Asociativo dedicado al establecimiento de una Cultura de Paz a través del arte, cultura y educación-. La Bandera de la Paz es un símbolo que representa unidad e integración entre diversas culturas, rescatando los logros del pasado y trabajando en la construcción positiva y comprometida del futuro.

Felicitamos de todo corazón a Exo y estamos muy contentos de poder trabajar en red con el departamento de Responsabilidad Social Empresarial profundizando el impacto positivo de la Tecnología al Servicio de la comunidad.  De manera especial, queremos agradecer a Fernado Gonzalez quien de manera muy comprometida se ha acercado a Pura Vida ONG y se ha interesado por las acciones que llevamos adelante. 



martes, 19 de mayo de 2020

Nuevas Masculinidades: Aprender a Desaprender (1)

#NuevasMasculinidades


El pasado 17 de mayo se conmemoró el Dia Internacional de Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género. No cabe duda que estas actitudes de odio y prejuicio a la diversidad sexual se derivan de la imposición de una forma ideal de ser varón. Para poder profundizar estas cuestiones, Pura Vida ONG se contactó con Juan Pablo Ares, de la Secretaría de Nuevas Masculinidades perteneciente a la Federación Argentinade Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans  FALGBT. Esto nos respondió:

¿A qué llamás nuevas masculinidades y masculinidad hegemónica?
Llamarlas nuevas masculinidades es más una idea disparadora que una definición. La masculinidad hegemónica es una concepción socio-cultural, es un guion de cómo ser hombre. La masculinidad más hegemónica es siempre blanca, heterosexual, cisgénero… Las personas cisgénero son aquellas que fueron asignadas al nacer como hombre o mujer y se sienten cómodos/cómodas con esa asignación. Es lo contrario a ser trans. Lo que proponemos nosotres no son alternativas específicas, sino visibilizar que ese guion no se cumple a rajatabla en todas las masculinidades. Lo que buscamos es deconstruir ese mandato cultural y proponer una visibilidad de la multiplicidad de las masculinidades que se corren de la hegemonía en más de una forma. Podemos empezar a desdibujar ese guion, al punto de que se empiece a volver inútil. Pero para esto falta un montón. Hay que generar un cambio cultural enorme.

¿Cómo afecta emocionalmente al varón el rol de género que le es impuesto?

El guion cultural existe tanto para el hombre como para la mujer. En un sistema patriarcal, más allá de que los mandatos son opresivos para todes, hay una asimetría de poder que les da a los hombres una mayor oportunidad, sobre todo a los cis-heterosexuales. Es lo que conocemos como privilegios devenidos de la masculinidad. ¿Cómo afecta al varón? Generalmente tiene que ver con la represión de las emociones. Los mandatos que van en contra de la expresión emocional hacen muchísimo daño. Somos seres humanos. Sentimos y necesitamos expresar nuestras emociones. Desde una edad muy temprana nos enseñan a no llorar, a no decir lo que sentimos, a concentrarnos solamente en el éxito, en la competencia, en la conquista sexual, en compararnos con otros hombres, en reafirmar estos códigos e imponerlos a otras masculinidades. No tenemos un aprendizaje en la infancia y en la adolescencia sobre nuestras emociones. Solo tenemos como escape de la frustración a la violencia. ¿Qué pasa cuando a una persona le dijiste toda la vida que la única forma que tiene para canalizar su enojo y su frustración es a través de la violencia? ¿Qué pasa cuando se ve desbordado por situaciones de la vida? En vez de llorar, de compartir sus emociones y mostrarse vulnerable, se enoja, rompe, golpea, violenta. Todo eso va teniendo consecuencias en el desarrollo psicosocial y emocional de esa persona.

¿Cómo asociarías la masculinidad hegémonica con el bullying?

El acoso, los chistes agresivos, los actos de violencia como insultos, empujones… Todo eso es parte del código de la masculinidad. La masculinidad es jerárquica con otros géneros. También lo es internamente: hay masculinidades más o menos válidas. Si a un chico no le agrada el fútbol, si no le gustan tanto las chicas, si realiza actividades como danza, baja su jerarquía. Y lo que suele haber es mucha reafirmación de la masculinidad de uno en pos de acosar a otras personas. Un ejemplo: Yo me di cuenta en el secundario. Era bajito, usaba anteojos, era tímido, no me gustaba el fútbol y recibía cargadas y golpes. Alrededor de tercer año me di cuenta que si descargaba en otro compañero actitudes como las que se sufría yo, la violencia hacia mí cesaba. ¿Por qué? Porque yo me validaba como varón al empezar a ser parte del grupo que repartía esa agresión y al sumarme a esa toxicidad que es la socialización entre varones. A los 15 años no querés que te agredan todo el tiempo. Entonces vas comprendiendo inconscientemente, que reproduciendo ciertas actitudes se te entrega cierto carnet.

En una próxima entrega, Juan Pablo nos hablará acerca de los orígenes de la Secretaría de Nuevas Masculinidades y su labor en búsqueda de una sociedad más libre y con menos discriminación. Acá la segunda entrega de esta nota.