viernes, 4 de agosto de 2017

Qué sucede cuando nos tomamos #UnDiaParaDar



“Dar”. Palabra de tres letras, monosilábica. Verbo. Ocupa poco espacio del renglón cuando la escribimos. Y sin embargo es enorme en significado. Es enorme lo que podemos hacer cuando damos. Es aún más grande el resultado si somos muchos los que lo hacemos.

En Proyecto Pura Vida creemos en la necesidad y utilidad de formar alianzas con otras instituciones para lograr nuestro objetivo de un mundo mejor en el que la inclusión social sea un logro posible y cotidiano y no una utopía inalcanzable. Buscamos ayudar a organizaciones no gubernamentales para que alcancen autosustentabilidad y fortalecimiento institucional para que puedan seguir construyendo puentes que nos lleven a una comunidad comprometida que convierta proyectos en hechos concretos.


Fue con estos fines que el año pasado nos tomamos de la mano con La Trup Solidaria para llevar a cabo en Córdoba la iniciativa #UnDiaParaDar. Desde 2016 Proyecto Pura Vida es el representante en Argentina de este movimiento. A nivel mundial, el objetivo es incentivar y multiplicar el accionar positivo en la comunidad. Se trata de dedicar todo un día a “dar” y todo lo que ello conlleva tanto para nosotros como para aquellos que se encuentran en el otro extremo de la mano que tendemos ofreciendo nuestro tiempo, nuestra ayuda, y nuestras ganas de ver cambios.

¿Qué podemos dar en #UnDiaParaDar?
  • Donaciones de dinero
  • Alimentos
  • Nuestro tiempo como voluntarios
  • Sangre

¿Qué esperamos de #UnDiaParaDar?
  • Ayudar desde nuestro lugar participando como ciudadanos comprometidos con iniciativas solidarias
  • Crear conciencia solidaria
  • Inspirar a otros para que se sumen a estas acciones
  • Incentivar la participación solidaria

El año pasado La Trup Solidaria organizó en Córdoba Capital un Zumbathon para recaudar fondos destinados a ayudar a Manitos Unidas, una organización no gubernamental sin fines de lucro que fue creada en 2014 por profesionales del Hospital Infantil Municipal de esta ciudad para mejorar la calidad de vida de sus pacientes. Manitos Unidas busca incorporar nuevas tecnologías, capacitar a profesionales y brindar apoyo psicosocial a los niños con riesgo de vida inminente que se atienden en el hospital y a sus familiares. “Como fundación, desde nuestros inicios tenemos una misión muy clara: la de ayudar a que la atención de los niños internados sea cada vez mejor”, nos cuenta el equipo.


El Zumbathon
  • ¿Cómo fue?: Instructores de zumba de Córdoba brindaron una clase de Zumba Fitness abierta al público en general
  • ¿Cómo colaboró la gente?: Con la compra de entradas al evento
  • ¿Cuándo fue?: El 12 de noviembre del 2016
  • ¿Dónde fue?: El Club del Gol en Córdoba Capital
  • ¿Quiénes participaron?: La locutora Flavia Dellamaggiore condujo el evento y To.P.T, una de las bandas de cumbia más convocante de la provincia, brindó una función de dos horas
Con lo recaudado en el Zumbathon, Manitos Unidos pudo adquirir un equipamiento innovador en el país: el Pumani. Esta maquinaria brinda asistencia respiratoria a recién nacidos e infantes. Su mayor incidencia es la de evitar que el cuadro clínico de los pacientes pediátricos avance de forma tal que la única alternativa posible sea la internación en terapia intensiva, donde estos niños reciben tratamientos invasivos de terapia respiratoria. Con el Pumani, el ingreso de pacientes pediátricos al área de terapia intensiva puede reducirse hasta en un 70%. Los niños tratados con este equipo muestran un mayor porcentaje de mejoras que aquellos que reciben terapia de oxígeno.

¿Cómo funciona el Pumani?
  • Consiste de una fuente de flujo, una fuente de presión y un tubo para el paciente
  • El equipo genera un flujo combinado de oxígeno y aire ambiental que ayuda a los niños con insuficiencias respiratorias.
  • El flujo proviene de una bomba de aire, y la presión es proporcionada por una botella de agua
  • Su manejo y manipulación es fácil, sencillo y amigable. Aquellos profesionales que trabajan con este equipo pueden familiarizarse con él muy rápidamente.
  • El equipo permite ajustes de flujo que pueden realizarse de manera sencilla.
  • El mantenimiento del Pumani no es complicado ni costoso, y la vida útil de este equipo es muy larga. Su adquisición es una inversión para mejorar la salud, calidad de vida y condición de tratamiento de estos pequeños pacientes con complicaciones respiratorias
La terapia que existía antes para estos casos de dificultades respiratorias era la máscara de oxígeno. que suele tener más flujo de oxígeno. “La novedad de este sistema es que, además del flujo de oxígeno, tiene presión”, explica Marisa Abregú, presidenta de Manitos Unidas. “Esa presión permite que los pulmones se mantengan con toda su capacidad y no se colapsen y que, si el niño tiene secreciones, no se cierren las vías respiratorias en algunas zonas del pulmón (lo cual incluso puede provocar que se pierdan algunas áreas del mismo). También permite que descansen las zonas musculares; si tiene dificultades para respirar y los músculos trabajan mucho, esto los hace descansar”. Gracias a todos estos beneficios, la estadía de los niños en el hospital sea de mayor calidad mientras se recuperan de su insuficiencia respiratoria, habitualmente causada por infecciones virales.

Hay otro aparato en el país que funciona con un sistema similar al del Punami, el cual se utiliza hace mucho tiempo para pacientes neonatológicos (niños menores de un mes). Pero es de alto costo: su valor es casi cuatro veces superior al valor del Punami. Esto dificulta la accesibilidad. Además, el Punami puede utilizarse en casos de pacientes mayores de un mes y hasta el año de vida.
Es la primera vez que un aparato con estas características (económicamente accesible y que permite tratar a niños con dificultades respiratorias hasta el año de vida y no solo a neonatos) es adoptado por un cuerpo médico profesional en la Argentina. “Conseguir este tipo de equipamiento único en nuestro país nos llena de orgullo y nos da más fuerzas para continuar este hermoso camino”.


“Nosotros armamos un proyecto para tratar de utilizar este y otro método para ayudar a los niños con dificultades respiratorias”, explica Marisa. “A veces los niños necesitan otro tipo de presión, otro flujo, que no les da la máscara de oxígeno. A muchos de estos niños eso no les alcanza y terminan requiriendo terapia intensiva, o cuidados intermedios para evitar la terapia intensiva”.

El dinero para la compra del equipo ya había sido recaudado, pero el Pumani momentáneamente no se vende en la Argentina. Manitos Unidas debió adquirirlo en los Estados Unidos. Pero a la alegría de contar con los fondos suficientes para comprar el Pumani y empezar a utilizarlo en el tratamiento de pacientes del Hospital Infantil Municipal de Córdoba Capital, se sumaron complicaciones relacionadas a los trámites y a la burocracia necesarios para poder importar el equipo desde Estados Unidos. Todo este trabajo de logística lleva un costo muy alto, y Manitos Unidas no contaba con los recursos para cubrirlo.

Enterados de la situación, desde Proyecto Pura Vida organizamos una campaña
en tiempo récord que permitiera recaudar el dinero necesario para que la llegada del Pumani a Córdoba dejara de ser un sueño imposible y distante (un poco menos imposible y un poco menos distante después del Zumbathon, pero todavía inalcanzable). Con los fondos necesarios para solventar los gastos de importación, logística y traslado a Córdoba, Manitos Unidas logró su cometido de dar a los pacientes de neonatología con problemas respiratorios una herramienta más para pelear y salir adelante.

De eso se trata, precisamente. De dar. Todos podemos dar y de las formas más diversas, creativas, novedosas e inesperadas. Manitos Unidas ahora cuenta con el Pumani gracias a toda la gente que brindó su tiempo, apoyo, dinero y actos solidarios para conseguir que esto fuera posible. “Poder ver que nuestra misión no es sólo un sueño sino algo que podemos palpar y ver día a día nos emociona y llena de orgullo”, dicen quienes a diario unen sus manos por los chicos del Hospital Infantil Municipal de Córdoba Capital. “No podemos expresar en palabras las emociones que transitan por nuestros corazones al haber aportado un granito de arena para que el transitar de los niños aquí atendidos sea cada vez más confortable”.
“Poder cumplir este proyecto es un empuje para cumplir proyectos nuevos y no bajar los brazos antes las adversidades”, comenta Marisa. Y aunque no puedo ver su rostro porque ella está en Córdoba y yo en Buenos Aires y nuestra conversación es posible gracias a la tecnología, adivino que mientras tipeaba esa respuesta en su celular había una sonrisa en su rostro y un brillo de orgullo y felicidad en sus ojos.

A ese orgullo y felicidad se suma el agradecimiento de toda la fundación: “Manitos Unidas se siente eternamente agradecida a todas las personas que han colaborado para que este proyecto hoy sea una realidad. Gracias a La Trup Solidaria y a Proyecto Pura Vida por la dedicación y el esfuerzo. Gracias a cada una de las personas que nos apoyan para poder continuar. Este sueño es posible gracias a la suma de muchas manitos”.

Y tienen razón. Este logro fue alcanzable porque muchas manitos se unieron con el único propósito de dar. ¡Cuánto más podemos lograr si seguimos uniendo nuestras manos y haciendo gestos de corazón que den resultados como estos! El límite es inexistente, la posibilidad de tender puentes interminables es infinita, siempre y cuando estemos dispuestos a tender nuestra mano para realizar la hermosa acción de dar.


Por Daiana Vaquero Vega para Proyecto Pura Vida
Fotos: Gentileza Manitos Unidas y La Z trup

3 comentarios:

  1. Muy interesante la nota. Es importante aportar de alguna forma a la comunidad y dar apoyo a los que mas necesitan. Es importante difundir estas actividades

    ResponderEliminar
  2. Hermosa tarea la que hacen

    ResponderEliminar
  3. Me emociona ser parte de Manitos Unidas por la Vida! Nuevamente gracias por ser parte de este hermoso proyecto hecho realidad!
    Sole

    ResponderEliminar