miércoles, 19 de julio de 2017

Día del Pequeño Gran Gesto

Honrando a Enrique Götz, el 19 de Julio es el "Día del pequeño gran gesto". Cualquier acción concreta que ayude a otro o colabore con la sociedad celebra la iniciativa de este día. El desafío, consiste en transformarlo no sólo en un día o un mes, sino en una vida de pequeños grandes gestos.
Don Enrique Götz, fue un gran hombre que durante toda su vida colaboró, en silencio, con muchas organizaciones no gubernamentales. "Hagámoslo. Ese pequeño gesto hará que mañana el mundo sea un poquito mejor", solía decir. Sus familiares y amigos decidieron recordarlo de una manera especial: celebrando su cumpleaños honrando su solidaridad.
Así, el 19 de Julio se transforma en el "Día del pequeño gran gesto", invitando a todos a colaborar o realizar alguna acción por el otro, sea cual sea. La idea es que se produzca, en grupo o de manera individual, un acto concreto que ayude a alguien.
Su familia, bajo el lema "Dibujando una sonrisa", impulsó este movimiento en el año 2006. Crearon una web (http://dibujaunasonrisa.org/), donde tan solo había 30 personas y hoy cuentan con cientos de inscriptos a lo largo de todo el mundo. Recibieron mensajes desde Chile, Venezuela, Canadá, Alemania, Irlanda, Estados Unidos, México, entre otros países. Además, más de 200 empresas, fundaciones e instituciones también forman parte de esta campaña solidaria.
"Al principio, la idea circuló entre los conocidos, pero ahora se sumó muchísima gente que, sin conocer a Enrique, quiere hacer algo por los otros", dijo Mara Subotovsky, nuera de Enrique, al medio La Nación. 
¿Qué podés hacer este 19 de julio? Como lo dice la propuesta, un pequeño gesto. Donar sangre, regalar un libro, comunicarte con alguien que lo necesite, reciclar, separar ropa que no uses, ayudar a alguien en situación de calle, visitar un hospital, donar alimentos, hacer reír, pedir perdón.
El techo de esta propuesta hace más de diez años no tenía fin, y sigue sin tenerlo. Todos tenemos algo para dar, que no necesariamente tiene que ser material, sino significar algo para el otro. El techo no tendrá fin si cada uno de nosotros realiza su acción solidaria, aunque sea pequeña, todos los días. El desafío es que este día que honra a un filántropo de la vida, se transforme en una costumbre y cada vez que tengamos una oportunidad de ayudar, la aprovechemos.






Por Natalia Stanchi para Proyecto Pura Vida








No hay comentarios:

Publicar un comentario