lunes, 17 de julio de 2017

Cuando reciclar salva vidas


Además de ayudar al planeta, cuando reciclamos tapitas, llaves y papeles también estamos ayudando a muchas personas que realmente nos necesitan, como los chicos del Hospital Garrahan. Para saber más sobre el tema charlamos con Patricia Gavilán, Coordinadora del Programa de Reciclado y Medio Ambiente del Hospital.

                       

- Patricia, ¿cuál es el objetivo de la Fundación Garrahan con el reciclado de tapitas, llaves y papeles? 

- Los objetivos son: obtener recursos económicos para apoyar el desarrollo integral del Hospital y Casa Garrahan; contribuir a la protección del medio ambiente; estructurar un proyecto solidario donde la sociedad participe como protagonista fundamental y alentar a la formación de alianzas estratégicas entre las instituciones y las empresas de los diversos sectores de nuestra sociedad.

-¿En qué se convierte todo lo reciclado?

- La Fundación recibe donaciones de tapitas plásticas, papeles en desuso y llaves de bronce. Una vez en el depósito se pesan en una balanza industrial. Las tapitas se introducen en una máquina llamada molino que las reduce a pequeñas partículas (escamas) y se almacenan en unas bolsas llamadas big-bags.
Los papeles son clasificados por diferentes calidades para obtener mayores recursos económicos. Luego se venden y las ganancias obtenidas son destinadas a cubrir las necesidades de los niños que se atienden en el Hospital y de los que viven en Casa Garrahan.


                                   




-¿En qué se benefician las fábricas con este proceso? 

- Las empresas que usan las tapitas como materia prima evitan el uso de derivados del petróleo. Se derrite el plástico, se lo pasa por unos filtros, se lo corta, se lo vuelve a derretir y se lo usa en moldes que varían según el producto que se fabrique. Con las tapitas que recicla la Fundación se fabrican “eco-triciclos” que se venden en “Pardo Hogar” y “eco-kits” (balde, palangana y palita) que se venden en los Easy de todo el país.
Con los papeles se fabrican servilletas de papel y con las llaves de bronce otras llaves, picaportes y demás elementos.
Es decir, todos los objetos son reciclados, o sea que se transforman y vuelven a la cadena de consumo convertidos en nuevos productos.

-¿Qué es para ustedes la solidaridad y qué piensan sobre la importancia de crear consciencia solidaria?

- Entendemos que la solidaridad es un acto de amor que cambia el mundo y que a través de crear una conciencia solidaria realmente podemos cambiar el presente y el futuro de muchos niños y adultos.

-Al ser creadores de semejante proyecto solidario y testigos de su gran crecimiento, ¿qué mensaje le darían a la sociedad sobre la importancia que tiene para el Hospital que todos participemos?


- Es sumamente importante la participación de toda la comunidad. En este Programa pueden participar todos y esto lo hace mágico. No importa la edad, el sexo, la religión, el partido político, el lugar geográfico o la condición social. Todos pueden ser protagonistas y formar parte de esta gran red de solidaridad y cuidado de nuestro planeta.


                                   


¡Así que ya sabés!, ¡guardá todas las tapitas de plástico de las botellas que uses, juntá los papeles limpios que haya para tirar en tu oficina y agarrá ese juego de llaves que ya no usás porque te mudaste y llevá todo al Hospital! Tu donación será muy bienvenida y los chicos te lo van a agradecer con el corazón. ¡Y el medio ambiente también!

Para participar ingresá a la Web del Hospital así sabés cuáles son los puntos de encuentros y los cronogramas para llevar los distintos elementos.








¡Sumate!











Por Virginia Cattaneo para Proyecto Pura Vida


No hay comentarios:

Publicar un comentario