lunes, 23 de octubre de 2017

Derecho a la Identidad




Las Abuelas de Plaza de Mayo son un ícono revolucionario de nuestro país. Cada 22 de Octubre se homenajea su constante lucha por encontrar a hijos y nietos desaparecidos durante la última dictadura, aludiendo a uno de los derechos más importantes que tenemos los seres humanos: el derecho a la identidad. 


Un 22 de octubre se conformaron Las Abuelas de Plaza de Mayo. Fue en 1977, cuando todavía nos encontrábamos en dictadura y ellas tan sólo eran doce mujeres. Madres, abuelas, tías, amigas, que habían perdido a sus seres queridos, que tenían hijos desaparecidos y nietos por nacer en cautiverio. En aquel entonces, todavía nos encontrábamos bajo el régimen militar y quedarían muchos años más hasta la vuelta de la democracia. Ellas fueron las valientes que conformaron una de las organizaciones más revolucionarias de Argentina, en una de las épocas más oscuras de nuestra historia. 


Reclamaban la aparición de sus hijos y de sus nietos ilegalmente apropiados, que habían perdido el derecho de conocer su verdadera identidad. Cada uno de nosotros merece saber quién es, de dónde viene y cuál es su historia. 


La familia no es necesariamente genética, los lazos y afectos se construyen, crean y mantienen ¿Pero qué pasa cuando se basan en una mentira? La expropiación de la identidad es una violación a una verdad clave para cada ser humano. Desde el nacimiento, nos corresponde tener una identidad que incluye el nombre, el apellido, la fecha de nacimiento, el sexo y la nacionalidad. Esto es una prueba de la existencia de una persona como parte de una sociedad, lo caracteriza y lo hace diferente a todos los demás. 
Las Abuelas trabajan en cuatro niveles: reclamos y propuestas ante los organismos gubernamentales nacionales e internacionales, denuncias y presentaciones ante la Justicia, acciones destinadas a involucrar a la sociedad e investigaciones propias. Comunicarse con ellas es totalmente confidencial y se puede realizar vía web, teléfono o en su sede de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
En la actualidad, los nietos recuperados son 121. La lucha continúa y a ella se suman todas las personas que quieran colaborar. Hoy es un día para recordar que lo más propio que tenemos es nuestra identidad y desde el primer minuto que pasamos en este mundo, es un derecho. 





Por Natalia Stanchi para Proyecto Pura Vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario