miércoles, 21 de junio de 2017

Guía para ser más ecológico


Cada uno de nosotros posee lo que se conoce como "huella ambiental". Como su nombre lo indica, es una marca que dejamos en el planeta con cada actividad que realizamos. Actuando con responsabilidad y atención, esa huella se puede reducir considerablemente con pequeños cambios en la vida cotidiana que ayudarán a mejorar el impacto ambiental de nuestras acciones.

El cuidado del medioambiente suele asociarse a tareas que conllevan mucho tiempo y son incapaces de acoplarse a la rutina de todos los días. Sin embargo, son pequeños los cambios que se pueden realizar para comenzar a actuar de manera responsable. Te contamos algunas situaciones de la vida cotidiana para prestar atención:

  • Las tres R: Reducir, reutilizar, reciclar. Hablar de ecología es respetar las "tres R" como reglas básicas. Antes de tirar algo a la basura, sirve preguntarse si eso puede cumplir otra función, y de lo contrario, reciclarlo o depositarlo en un tacho reciclable (como el plástico por ejemplo).
  • Elegí el transporte adecuado: Muchas veces utilizamos el auto para viajes que podrían realizarse caminando, o hasta viajamos solos cuando podríamos compartir el viaje con más personas que vayan al mismo lugar. También está la alternativa de usar una bicicleta o caminar, que incluso es beneficioso para la salud.
  • Ahorrar electricidad: Apagar las luces al salir de una habitación es uno de los hábitos más fáciles de cambiar. Otra de sus ventajas es que lograrás reducir tus gastos.
  • Ahorrar agua: Existen diferentes maneras de hacerlo, como tomar duchas más cortas o apagar la canilla al cepillarse los dientes. Otro consejo es usar el lavarropas al juntar mucha cantidad para lavar, ya que el consumo de agua y luz es muy alto.
  • Desenchufar los aparatos: Dejar enchufados los aparatos o electrodomésticos que no utilizamos consume energía innecesaria, como por ejemplo, el cargador del celular o el microondas. Además, pueden llegar a suponer el 20% de tu factura eléctrica.
  • "Día del horno": El horno de la cocina es uno de los electrodomésticos que más energía consume, por lo que una buena opción es aprovechar cuando está encendido para cocinar varios alimentos a la vez.

Realizando pequeños cambios en las costumbres diarias se puede llegar a ser una persona más ecológica. Modificar los hábitos de todos los días es el comienzo de un compromiso con el cuidado del medioambiente.





Por Nati Stanchi para Proyecto Pura Vida


No hay comentarios:

Publicar un comentario